La Revolución Mexicana interrumpió el proyecto del palacio legislativo federal de 1909 y su estructura fue aprovechada por el arq. Carlos Obregón Santacilia en la década de 1930, para levantar el monumento dedicado al movimiento revolucionario que junto con el Museo Nacional de San Carlos y el edificio de la Lotería Nacional, son los principales símbolos de "la Tabacalera". Las imágenes forman parte de documentos sobre arquitectura de la Ciudad de México que resguarda Discópolis; si estás interesado en solicitar más información, te invitamos a que nos envíes un mensaje a nuestras redes sociales o escríbenos a nuestra dirección de correo electrónico discopolis.mexico@gmail.com

Dibujos y maquetas del proyecto constructivo del palacio legislativo

Diseño del arquitecto francés Émile Bénard en 1909

Detalle del vestíbulo

Esquina de la fachada lateral norte

Vestíbulo principal

Pórtico jónico

Vestíbulo principal "sala de pasos perdidos"

Acceso sótano

Área de balcones

Interior de la cámara de diputados

Detalle grupo escultórico

Detalle grupo escultórico

Fachada principal

Fragmento del frontón de la fachada principal

Maqueta de la cúpula del antiguo proyecto del palacio legislativo federal / Monumento a la Revolución mexicana

El Monumento
a la Revolución

Construido con la estructura que dejó el inacabado proyecto del Palacio Legislativo Federal, el Monumento a la Revolución fue diseñado por el arquitecto mexicano Carlos Obregón Santacilia

Otros puntos de interés en la colonia Tabacalera

Museo Nacional de San Carlos

Una de los museos más importantes de México, cuya colección comprende pintura, escultura y grabado europeo de los siglos XIV a principios del XX, dentro del inmueble atribuido al gran arquitecto valenciano Manuel Tolsa; es un espacio imprescindible en la vida de la Colonia Tabacalera.

Edificio "El Moro" / Lotería Nacional

Construido entre las décadas de 1930 y 1940, nombrado como "El moro", obra del arq. Manuel Ortíz Monasterio ha sido remodelado en diversas ocasiones debido a los sismos que ha sufrido nuestra ciudad.